Aula Z Lengua castellana y Literatura 4º ESO

MODELOS TEXTUALES DE ÁMBITO ACADÉMICO

Recuerda que el texto es una unidad total de comunicación –oral o escrita- emitida por un hablante en unas circunstancias determinadas y como tal reúne tres características:

  1. Obedece a una intención precisa por parte del emisor: ofrecer información, convencer, mover a la acción…
  2. Se produce en una situación que viene definida por un entorno físico concreto y unas determinadas relaciones sociales entre el emisor y el receptor al que el texto se destina.
  3. Provoca determinados efectos en el receptor: modifica sus creencias, aumenta su información, impulsa la realización de acciones...

Recuerda también que nos movemos entre textos funcionales, que debido a su importancia, están sometidos a un  grado de formalidad y a normas estrictas de redacción y presentaación que es necesario conocer y respetar.

A continuación encontrarás TRES modelos de algunos de esos textos, los cuales pertenecen a distintos modos textuales: expositivo y expositivo-argumentativo

EL TRABAJO MONOGRÁFICO

Es un tipo de texto escrito sobre un tema específico, de carácter expositivo o expositivo-argumentativo, que se realiza como resultado de una labor de investigación. 

Si el trabajo se dirige a un receptor:

  1. con un alto nivel de conocimiento de la materia tratada, es recomendable exponer la información de manera técnica y precisa. Ese rigor científico nos obliga muchas veces a utilizar abundantes tecnicismos y códigos no verbales (símbolos, fórmulas…), de manera que el texto resultaría de difícil comprensión para los no especialistas.
  2. con escaso conocimiento sobre la materia, el emisor debe esforzarse por elaborar un texto de carácter divulgativo, con abundantes construcciones de valor explicativo (definiciones, ejemplos, analogías, incisos, etc.).

FASES:

  1. Documentarse, es decir, recopilar información sobre el tema del que se va a tratar. Las principales fuentes de información son las enciclopedias generales, los libros, las revistas especializadas, encuestas, bases de datos, internet... La lista de los libros, artículos o páginas de internet consultados debe incluirse como bibliografía al final del trabajo.
  2. Analizar y seleccionar la información obtenida, teniendo en cuenta cuál es el objetivo del trabajo y el enfoque que se le quiere dar. Esa información será el punto de partida, pues una de las tareas fundamentales será ordenarla e integrarla en un texto coherente.
  3. Elaborar un esquema o guión, en el que se establezcan y jerarquicen los distintos apartados en los que se va a agrupar y organizar la información. Una vez que este guion sea definitivo, tendrá que incluirse como índice al principio del trabajo. Normalmente, en todo trabajo se establecen tres bloques: Introducción, cuerpo del trabajo y conclusión.
  4. Redactar el trabajo y revisarlo. La fase de revisión consiste en evaluar el texto para determinar si se han alcanzado los objetivos propuestos:

Además de estar bien documentado con fuentes fiables, la persona que lo elabora deberá aportar su propia contribución mediante la presentación de datos nuevos, de conclusiones novedosas o, al menos, de un enfoque personal sobre el tema.

La información obtenida debe analizarse con detenimiento para seleccionar la que realmente nos interesa para nuestro propósito. Para ello, como paso previo a la redacción, habrá que elaborar un esquema o guion que incluya los diferentes apartados y subapartados.

Todo trabajo está estructurado en tres partes:

  1. Introducción, en la que se presenta el tema que se trata, se indica el objetivo del trabajo, el método seguido para realizarlo y la forma en que se va a organizar la información.
  2. Desarrollo o exposición ordenada, sistemática y completa de los contenidos. Con frecuencia, la información va dividida en apartados.
  3. Conclusión, en la que se sintetizan las ideas expuestas, se valoran los resultados obtenidos y se plantean futuras líneas de trabajo.

EL COMENTARIO DE TEXTO

LECTURA ATENTA DEL TEXTO

Lectura comprensiva. Lee el texto cuantas veces sean necesarias hasta entenderlo completamente y hacerte una idea del asunto general que trata.

Busca en el diccionario todas las palabras cuyo significado no te resulte completamente claro, interesándote sólo por la acepción que conviene al texto.

Debes comprender el texto, pero no tratarás de interpretarlo todavía.

Numera los versos (si se trata de un poema) o líneas (si el texto está en prosa) de cinco en cinco.

LOCALIZACIÓN

  1. Determina si se trata de un texto independiente o de un fragmento:
  2. Si se trata de un texto independiente o completo, debes
    1. Sitúala dentro del contexto histórico e ideológico de su tiempo.
    2. Relaciona la obra con el contexto literario (época o movimiento literario) y con las características del género al que pertenece. Debes mencionar sólo aquellas que influyen directamente en el texto u obra que vas a comentar.
  3. localizarlo en el punto exacto de la trayectoria artística del escritor. 
  4. Si se trata de un fragmento, debes situarlo dentro de la obra a la que pertenece y ésta dentro de la obra total del escritor.
    1. ubícalo dentro de la obra a la que pertenece y relaciona ésta con el resto de la obra del autor. Indica también fecha, época, corriente literaria o influencias.
    2. Localiza al autor en su movimiento literario concreto, relacionando los mensajes principales del texto con las actitudes estéticas de la época en que se escribe.
  5. Señala el género literario al que pertenece el texto.
  6. Concreta qué técnica de expresión se emplea: narración, descripción, diálogo, exposición o argumentación.

DETERMINACIÓN DEL TEMA

Establecer el tema es delimitar la idea central que origina y da sentido al texto. Hay que prescindir de los datos anecdóticos.

  1. Determina el tema o temas presentes. Si aparecen tópicos literarios deberás mencionarlos y explicarlos. (La formulación de los temas ha de ser breve y concisa)
  2. Relaciona el/los tema/s con el periodo literario y con la producción del autor.
  3. Si se trata de un texto poético, alude al emisor y al receptor poéticos.
  4. Si se trata de un texto narrativo, menciona los brevemente los elementos constituyentes de este tipo de texto: punto de vista (narrador), personajes, espacio y tiempo. (Después los ampliarás en el comentario).
  5. Si es un texto teatral, deberás mencionar el espacio, tiempo, las acotaciones (si las hay) y los personajes que intervienen. Haz también referencia al tipo de diálogo que mantienen: respuestas rápidas, lentas, monólogo, aparte…

DETERMINACIÓN DE LA ESTRUCTURA

ESTRUCTURA EXTERNA

  1. Si se trata de un texto poético, realiza el análisis métrico: medida, rima, estrofa, poema…
  2. Si es un texto narrativo, indica cuántos párrafos o capítulos lo forman
  3. Si es un texto teatral indica los cambios de escena o de acto y los diferentes planos que aparezcan: apartes, conversaciones cruzadas...

ESTRUCTURA INTERNA

Consiste en las partes en las que se articula o desarrolla el contenido.

  1. Divide el texto en partes teniendo en cuenta el desarrollo lógico del contenido, la evolución del los temas. Para hacer la división puedes tener en cuenta diversos factores:
  2. Las estructuras propias de los géneros y de los modos de elocución: por ejemplo, narración (planteamiento, nudo y desenlace, estructura circular, final abierto, etc.) texto teatral (monólogo, diálogo rápido, aparte…) exposición (exordio, narración, argumentación, epílogo)…
  3. La división en párrafos o estrofas
  4. Los conectores textuales
  5. Los cambios de tema
  6. El uso de los tiempos verbales…

ANÁLISIS DE LA FORMA PARTIENDO DEL TEMA

Hay una estrecha relación entre el tema y la forma. El tema de un texto está presente en los rasgos formales de ese texto.

El análisis consiste en justificar cada rasgo formal del texto como una exigencia del tema o del movimiento estético al que pertenece, en comprobar cómo la expresión utilizada consigue intensificar el contenido, en analizar el efecto estético que producen los recursos empleados porque sólo así nos acercaremos a la verdadera comprensión de la obra de arte.

Ante todos los rasgos formales y aun ideológicos que nos vayan llamando la atención, nos preguntaremos “¿por qué esto?” y trataremos de justificarlo como una exigencia del tema.

En los textos narrativos:

  1. Diferencia las palabras del narrador de las de los personajes.
  2. Explica cómo es el narrador, según el grado de conocimiento de la acción y de los personajes y de su grado de implicación en la acción: omnisciente, objetivo, testigo de los hechos, narrador personaje...
  3. Habla de los personajes que aparecen en el texto: ¿cómo son? ¿a qué clase social representan? ¿qué papel desempeñan en la obra? ¿qué punto de vista adopta el autor frente a ellos? ¿cómo están caracterizados?: DIRECTA, INDIRECTA  o MIXTA.
  4. Habla del espacio en el texto. El espacio es el lugar o lugares donde suceden las acciones: citado / descrito; en algún lugar / en ningún lugar; espacio único / espacio itinerante; real / simbólico; cerrado / abierto; urbano / rural, etc.
  5. Comenta también el tiempo  en el texto:
    • Externo (localización de la acción en el tiempo histórico): fechas –datación-, pasado, presente y futuro –marcas temporales-; ucronía o situación de la acción fuera del tiempo real, etc.
    • Interno (duración de los hechos que se relatan en la narración).
    • Psicológico (tiempo o ritmo narrativo que puede ser lento o rápido independientemente del tiempo real que transcurra): lento / rápido; condensación narrativa; concordancia o no del tiempo narrativo y del real; ralentización o aceleración; saltos o detenciones del tiempo narrativo...
  6. Orden de la narración: Cronológico (lineal / discontinuo –elipsis temporales); alterado (analepsis o retrospección –proyección hacia atrás- /prolepsis o prospección –proyección hacia delante); circular; paralelístico.

En los textos teatrales:

  1. Habla de los personajes que aparecen en el texto: ¿cómo son?, ¿a qué clase social representan?, ¿qué papel desempeñan en la obra?, ¿cómo están caracterizados?...
  2. Diálogo: verso / prosa, declamatorio / conversacional; lento (parlamentos largos) / rápido (parlamentos cortos); diálogo dentro del diálogo (se reproduce por un personaje lo que otro u otros han dicho).
  3. Acotaciones: gestualidad, movimientos, vestuario, sonido, decorado, iluminación....
  4. Habla del espacio y el tiempo aludidos en el texto.
  5. Determina el conflicto de la escena con su correspondiente clímax, si lo hubiera.

CONCLUSIÓN

Balance o síntesis de nuestras observaciones reducidas a sus líneas más generales. Fundamentalmente puedes contrastar de forma breve lo que dice el autor y lo que quiere decir.

Impresión personal sincera, modesta y firme, tratando de huir de fórmulas hechas o demasiado generales. Enjuicia el interés del texto por su actualidad, su intemporalidad, su originalidad, su estilo, etc.


LA PRESENTACIÓN

La exposición oral en el ámbito académico es un texto de carácter didáctico que tiene como objetivo transmitir con claridad y eficacia determinados conocimientos. Sus principales rasgos específicos son los siguientes:

  1. Las presentaciones no son espontáneas (se preparan con tiempo), por lo que suelen ser más cuidadas que los discursos orales improvisados.
  2. Requieren una planificación, por lo que la exposición de las ideas sigue un orden coherente y se presentan bien cohesionadas desde el punto de vista lingüístico.
  3. Registro formal: léxico preciso, sintaxis cuidada, pronunciación clara…
  4. Las ideas se exponen con objetividad, citando las fuentes en las que se apoya la exposición.
  5. Son fundamentalmente unidireccionales, puesto que los receptores están presentes pero no suelen participar, salvo al final de la presentación para plantear preguntas o realizar alguna observación.
  6. Se apoyan en el lenguaje no verbal. El dominio de aspectos como la postura corporal, los gestos, la dicción o el tono es un factor esencial en el éxito comunicativo de este tipo de textos.

La naturaleza de estos textos hace que compartan muchos rasgos con los textos escritos.

Pasos para elaborar una buena presentación oral

  1. Elección del tema. Si es posible, escoge una temática que te resulte interesante y que consideres que también puede ser atractiva para el público que te va a escuchar.
  2. Búsqueda y selección de la información. Deberás consultar diversas fuentes de información y contrastar la veracidad de los datos que vas a exponer. Resulta imprescindible filtrar la información y centrarse en los elementos clave, pues el tiempo disponible para la presentación suele ser limitado.
  3. Elaboración del guion. Es un aspecto fundamental, pues la información debe exponerse de manera muy organizada. En este tipo de textos, la estructura más habitual es la de presentación, desarrollo y conclusión, por lo que es aconsejable que dediques los minutos finales a realizar una recapitulación de lo que has explicado.
  4. Preparación de materiales de apoyo para facilitar que los destinatarios mantengan la atención. En este sentido, las herramientas TIC son de gran utilidad para complementar tu exposición con imágenes, diagramas, gráficos, esquemas…
  5. Ensayos previos. Se recomienda que practiques en voz alta tu exposición, teniendo en cuenta las siguientes indicaciones:
ACTIVIDADES  19 - 23    Y    (WQ) LITTERA
Aula Z                            CONTACTA:  Isabel Yagüe  Licencia de Creative Commons
Valid CSSValid html 4.01Valid WAI 1.0 AAA