Aula Z Lengua castellana y Literatura 2º ESO

MODELOS TEXTUALES: RETRATO Y AUTORRETRATO

Ahora nos centraremos en las técnicas para describir una persona y los diferentes tipos, pero antes empezaremos con una actividad introductoria: vamos a escuchar una canción titulada Breve descripción de mi persona, del grupo uruguayo Cuarteto de Nos.

ACTIVIDAD   17

Escuchemos la canción atentamente; la letra la tienes en la Miscelánea (texto 50).

ACTIVIDAD   18 

TIPOS DE DESCRIPCIÓN DE PERSONAS

Hay varias formas de describir a una persona; según qué rasgos se describan tendremos:

Prosopografía:
La descripción de una persona en su aspecto físico, la vestimenta, la manera de andar o moverse, cómo se sienta, etc., es decir, las características externas que percibimos mediante los sentidos.

Maximiliano era raquítico, de naturaleza pobre y linfática, absolutamente privado de gracias personales. Como que había nacido de siete meses y luego me lo criaron con biberón y con una cabra (,,,)

Era de cuerpo pequeño y no bien conformado, tan endeble que parecía que se lo iba a llevar el viento, la cabeza chata, el pelo lacio y ralo. Cuando estaban juntos él y su hermano Nicolás, a cualquiera que los viese se le ocurría proponer al segundo que otorgase al primero los pelos que le sobraban. Nicolás se había llevado todo el cabello de la familia, y por esa usurpación pilosa la cabeza de Maximiliano anunciaba que tendría calva antes de los treinta años. Su piel era lustrosa, fina, cutis de niño con transparencias de mujer desmedrada y clorótica. Tenía el hueso de la nariz hundido y chafado, como si fuera de sustancia blanda y hubiese recibido un golpe, resultando de esto no sólo fealdad, sino obstrucciones de respiración nasal, que eran sin duda la causa de que tuviera siempre la boca abierta. Su dentadura había salido con tanta desigualdad, que cada pieza estaba, como si dijéramos, donde le daba la gana.

Benito Pérez Galdós. Fortunata y Jacinta.

Etopeya:
Se describen las características morales, psicológicas de la persona, así como creencias, ideología, manías, aficiones, gustos...; esto es, el mundo interno de la persona, su manera de ser.

Don Gumersindo.. Era afable.. servicial. Compasivo.. y se desvivía por complacer y ser útil a todo el mundo.. aunque costase trabajos, desvelos, fatiga, con tal que no le costase un real... Alegre y amigo de chanzas y burlas.. Se hallaba en todas las reuniones y fiestas, cuando no era a escote.. y las regocijaba con la amenidad de su trato.. y con su discreta, aunque poco ática...conversación.. Nunca había tenido inclinación alguna amorosa a una mujer determinada.. pero inocentemente, sin malicia, gustaba de todas, y era el viejo más amigo de requebrar a las muchachas.. y que más las hiciese reir que había en diez leguas a la redonda...

Juan Valera. Pepita Jiménez

Retrato:
El conjunto de las características físicas y psicológicas, es decir es la unión de una prosopografía y una etopeya.

Lo recuerdo como si fuera ayer, meciéndose como un navío llegó a la puerta de la posada, y tras él arrastraba, en una especie de angarillas, su cofre marino; era un viejo recio, macizo, alto, con el color de bronce viejo que los océanos dejan en la piel; su coleta embreada le caía sobre los hombros de una casaca que había sido azul; tenía las manos agrietadas y llenas de cicatrices, con uñas negras y rotas; y el sablazo que cruzaba su mejilla era como un costurón de siniestra blancura. Lo veo otra vez, mirando la ensenada y masticando un silbido; de pronto empezó a cantar aquella antigua canción marinera que después tan a menudo le escucharía:

"Quince hombres en el cofre del muerto.../ ¡Ja! ¡Ja! ¡Ja! ¡ Y una botella de ron!" con aquella voz cascada, que parecía afinada en las barras del cabrestante. Golpeó en la puerta con un palo, una especie de astil de bichero en que se apoyaba, y, cuando acudió mi padre, en un tono sin contemplaciones le pidió que le sirviera un vaso de ron. Cuando se lo trajeron, lo bebió despacio, como hacen los catadores, chasqueando la lengua, y sin dejar de mirar a su alrededor, hacia los acantilados, y fijándose en la muestra que se balanceaba sobre la puerta de nuestra posada. (...) Era un hombre reservado, taciturno. Durante el día vagabundeaba en torno a la ensenada o por los acantilados con un catalejo de latón bajo el brazo; y la velada solía pasarla sentado en un rincón junto al fuego, bebiendo el ron más fuerte con un poco de agua. Casi nunca respondía cuando se le hablaba; sólo erguía la cabeza y resoplaba por la nariz como un cuerno de niebla,

Robert L. Stevenson. La isla del tesoro. (Descripción de Bill, el capitán pirata)

Autorretrato:
Cuando una persona se retrata a sí misma, es decir nos proporciona sus características físicas y psicológicas, si bien lo hace siempre de forma subjetiva.

Éste que veis aquí, de rostro aguileño, de cabello castaño, frente lisa y desembarazada, de alegres ojos y de nariz corva, aunque bien proporcionada; las barbas de plata, que no ha veinte años que fueron de oro, los bigotes grandes, la boca pequeña, los dientes ni menudos ni crecidos, porque no tiene sino seis, y ésos mal acondicionados y peor puestos, porque no tienen correspondencia los unos con los otros; el cuerpo entre dos extremos, ni grande, ni pequeño, la color viva, antes blanca que morena; algo cargado de espaldas, y no muy ligero de pies; éste digo que es el rostro del autor de La Galatea y de Don Quijote de la Mancha , y del que hizo el Viaje del Parnaso , a imitación del de César Caporal Perusino, y otras obras que andan por ahí descarriadas y, quizá, sin el nombre de su dueño. Llámase comúnmente Miguel de Cervantes Saavedra. Fue soldado muchos años, y cinco y medio cautivo, donde aprendió a tener paciencia en las adversidades. Perdió en la batalla naval de Lepanto la mano izquierda de un arcabuzazo, herida que, aunque parece fea, él la tiene por hermosa, por haberla cobrado en la más memorable y alta ocasión que vieron los pasados siglos, ni esperan ver los venideros, militando debajo de las vencedoras banderas del hijo del rayo de la guerra, Carlo Quinto, de felice memoria.

Miguel de Cervantes,Novelas ejemplares

Caricatura:
Es un tipo de descripción en la que los rasgos físicos y/o morales de la persona se presentan de manera exagerada, acentuando los defectos o aquellos rasgos que más destacan.

Érase un hombre a una nariz pegado,
érase una nariz superlativa,
érase una alquitara medio viva ,
érase un peje espada muy barbado.

Era un reloj de sol mal encarado,
érase un elefante boca arriba,
érase una nariz sayón y escriba ,
era Ovidio Nasón más narizado.

Érase un espolón de una galera,
érase una pirámide de Egipto,
las doce Tribus de narices era.

Érase un naricísimo infinito,
frisón archinariz, caratulera
sabañón garrafal, morado y frito.

Francisco de Quevedo, Un hombre de gran nariz

ACTIVIDAD  19

RECURSOS PARA DESCRIBIR PERSONAS

Describir una persona no es fácil. Si pretendemos realizar una prosopografía, lo primero que tendremos que conocer es el léxico referido a las partes del cuerpo y después los adjetivos con los que se pueden calificar dichas partes. Pero si lo que debemos hacer es una etopeya, necesitaremos una adjetivación que haga referencia a la manera de ser, costumbres, aficiones, fobias y manías de esa persona...

1. Léxico preciso: el cuerpo humano:

Aquí tienes una guía del léxico referido al cuerpo humano elaborada por el profesor Gustavo Balcazar. Consúltala:

Las partes del cuerpo.

2. Adjetivación para proporcionar características.

A continuación, te dejamos una lista de adjetivos que califican aspectos físicos y psicológicos de una persona, elaborada por la profesora Teresa López Vicente. Consúltala.

Guía de adjetivos para la descripción de personas.

3. El orden o estructura.

Recuerda que una descripción nunca es un enumeración caótica de rasgos, sino que la primera regla es el orden.

ACTIVIDADES INTERACTIVAS
ACTIVIDAD:  (T) UN AUTORRETRATO EN PAREADOS
Aula Z                            CONTACTA:  Isabel Yagüe  Licencia de Creative Commons
Valid CSSValid html 4.01Valid WAI 1.0 AAA