Aula Z Lengua castellana y Literatura 2º ESO

el TEXTO ARGUMENTATIVO

Los textos argumentativos son los que tienen la finalidad de probar o demostrar una idea (o tesis), refutar la contraria o bien persuadir o disuadir a modo de discurso a un receptor sobre determinados comportamientos, hechos o ideas.; es decir, su intención es persuasiva puesto que pretenden convencer al receptor, por lo que predomina en ellos la función apelativa del lenguaje, pero también la representativa, ya que al aportar pruebas para demostrar la tesis, utiliza la exposición.

Así pues, la argumentación no suele darse en estado puro, sino que suele combinarse con la exposición. Mientras la exposición se limita a mostrar, la argumentación intenta demostrar, convencer o cambiar ideas.

A este tipo de textos pertenecen muchos de los actos de comunicación de nuestra vida cotidiana: justificar un retraso, explicar el por qué de una ausencia al trabajo, manifestar una opinión ante un determinado tema, esgrimir las razones por las que nos adherimos o no a una determinada idea o situaciónl, etc. Para cualquiera de estas situaciones, debemos argumentar, es decir, debemos intentar convencer, persuadir a otros acerca de nuestra idea, opinión, o motivación a través de diferentes razonamientos. Para ello, hay que desarrollar ciertas habilidades que nos permitan razonar, justificar, demostrar, explicar, ejemplificar.

Argumentar es, por tanto, aportar razones para defender una opinión o justificar una actitud o una acción. Las situaciones más comunes en que se emplea la argumentación son las siguientes:

  1. Situaciones de carácter interpersonal: vida cotidiana (discusión entre dos personas con diferente punto de vista), entrevista laboral, etc. Se caracterizan por la utilización de un discurso poco planificado.
  2. Situaciones de carácter social: ámbito de los medios de comunicación social, como cartas al director, artículos de opinión, manifiestos, anuncios publicitarios, debates, mesas redondas... Emplean un discurso más planificado y estructurado, con una gramática más elaborada y precisa.
  3. Situaciones técnicas: ámbito científico, jurídico y administrativo... (artículos de investigación, tratados, instancias, alegatos, sentencias, demandas...). Usan estructuras muy formalizadas, en un discurso técnico.
  4. Situaciones académicas: exámenes, informes, trabajos académicos, etc.

CARACTERÍSTICAS DE LOS TEXTOS ARGUMENTATIVOS

1. PRECISIÓN

Si lo fundamental de un texto expositivo es informar, tendrá que hacerlo con precisión, es decir, sin generar dudas, vacilaciones o ambigüedades, centrando muy bien el tema y las cuestiones que tengan que ver con el asunto de que se trate. De ella depende la credibilidad o fiabilidad del texto, es decir, que no nos ofrece dudas acerca de su contenido. 

Por ello predomina:
• La monosemia (palabras en las que a un significante le corresponde un solo significado).
• Definiciones.
• Predominio de las oraciones copulativas (con el verbo ser.

2. OBJETIVIDAD

El texto expositivo pretende dar a conocer datos que se corresponden con la realidad, evitando  sentimientos, sensaciones u opiniones; por tanto, el autor es un mero transmisor de unos conocimientos que ha aprendido en otras fuentes; o ha investigado y contrastado en su veracidad. Por eso la función lingüística a la que responden estos textos es la función referencial o representativa, que se refiere a lo real y objetivo.

El autor utiliza:
• El modo indicativo.
• Oraciones en 3º persona.
• Predominio de frases impersonales o pasivas reflejas.

Función referencial:
Se aprecia en el predominio de las oraciones enunciativas, en la adjetivación especificativa y en la ausencia de elementos gramaticales que implican valoración o afectividad por parte del emisor.

Ocultación de la voz del emisor:
Distintos tipos de estructuras impersonales (como el uso del se impersonal o de la pasiva refleja) y abundan las estructuras apositivas, con las que se introducen aclaraciones, reformulaciones o matizaciones.

Calificaciones objetivas:
Adjetivos especificativos descriptivos o clasificadores, el empleo de oraciones impersonales que difuminan la presencia del sujeto emisor, el uso de citas y referencias.

Es frecuente también el uso de citas y referencias
Mediante paréntesis, notas, reenvíos, etc., que ratifican el valor conceptual de los enunciados. Sin embargo, en los textos expositivos de finalidad humanística nos encontramos con una carga polisémica mayor, debida a la superposición de significaciones. El contenido de los textos da entrada, con cierta facilidad a elementos subjetivos favorecidos por la necesidad de introducir juicios valorativos y por la defensa de determinadas corrientes de pensamiento. El uso de la argumentación y del ensayo favorece la incorporación de elementos subjetivos.

3. CLARIDAD

El emisor pretende que su información resulte clara. No puede haber confusiones. Por ello muchas
veces se ayuda de gráficos, diagramas, ejemplo, notas a pie de página … 

Para conseguir mayor claridad, el autor recurre a:
• División en párrafos.
• Oraciones cortas.
• Conectores.

Construcciones sintácticas de carácter explicativo:
Tanto coordinadas como subordinadas adjetivas de valor explicativo o subordinadas adverbiales. Oraciones explicativas faciliten la comunicación y la comprensión del mensaje. Oraciones con finalidad aclaratoria.

Orden lógico de la oración (sujeto, verbo y complementos).
Este orden lógico se altera únicamente cuando se pretende enfatizar o dar mayor relieve a alguno de los elementos de la oración.

Valores denotativos de las palabras,
El emisor selecciona las palabras en función de sus valores informativos y evita en todo momento el uso de expresiones que impliquen valoración.

Léxico especializado (tecnicismos) y específico
Según la temática que se trate y el nivel con el que nos encontramos. Los términos no deben ser ambiguos, se toman en su nivel denotativo, pues la exposición de las ideas debe ser precisa.

Presente de indicativo,
con valor intemporal, sobre todo si se trata de plantear unas circunstancias o rasgos que no se circunscriben a un determinado período.

4. ORDEN

Para que un texto sea claro y preciso, la información tiene que presentarse de forma ordenada. este orden se advertirá en:

  1. La estructura del texto
  2. Procedimientos tipográficos que refuerzan la organización del texto: numeración, títulos y subtítulos, subrayado, cursiva, etc.
  3. Ordenadores discursivos y conectores discursivos de tipo lógico. Ponen de manifiesto la organización interna de la información del texto y la relación lógica que se establece entre cada una de sus partes: en primer lugar, en segunda lugar, porque..., en consecuencia, etc.

La estructura:

Recuerda que la estructura de un texto es las partes en la que se divide, según la información que proporciona. Los textos expositivos presentan tres partes, aunque no siempre aparecen en este orden o falta alguna de ellas:

1. Introducción.
En esta parte se enuncia el tema principal, sin entrar en detalles. Si se trata de un texto extenso puede incluir el propósito del autor, los procedimientos a seguir y hechos a desarrollar. Debe predominar un tono ameno y sugerente con el objeto de despertar el interés del lector.
Desarrollo.
Se trata el tema con detalle, se ordenan lógicamente las ideas, de acuerdo al tipo de organización expositiva escogida. Se establece un análisis objetivo de los hechos proporcionando datos, ejemplos, distintos puntos de vista sobre el tema, etc. 
Los modelos organizativos básicos del desarrollo son:
  1. Secuencia temporal. Los eventos se organizan en una sucesión o serie de acciones. Se rige por un orden cronológico, cíclico, u otro. Permite entender las ubicaciones de los eventos en el tiempo de forma ordenada. una sucesión de hechos ordenada según un criterio temporal. Por ejemplo, tienen este tipo de estructura muchos textos en los que se exponen las distintas fases de un proceso histórico.
  2. Ej: típico de recetas, manuales, narraciones
  3. Causa-efecto. La información se basa en relaciones causales, es decir, algunos elementos funcionan como causas, y otros como consecuencias o efectos. se da en textos que analizan las causas y consecuencias de un hecho o un fenómeno. Es frecuente, por ejemplo, en textos de carácter histórico o científico en los que se exponen los acontecimientos o las razones que han conducido a una situación o desencadenado un proceso.
  4. Enumeración. Se presentan distintos elementos que tienen una característica común. Tienen esta estructura, por ejemplo, las clasificaciones o los textos en que se enuncian los elementos que pertenecen a un determinado grupo.
  5. Comparación-contraste. En este caso los contenidos se ordenan sobre la base de semejanzas y diferencias entre los contenidos contrastados
  6. Problema-Solución. es propia de textos en los que se plantea una situación conflictiva y se propone una medida o una serie de medidas que pueden contribuir a resolverla.
  7. Descripción. exponen las características de un determinado objeto o fenómeno. Se puede describir, por ejemplo, un paisaje, un cuadro, un instrumento científico, una persona, etc.
Conclusión.
Es una breve síntesis de todo lo que se ha planteado en el desarrollo, recapitulando lo más relevante del tema tratado con el fin de confirmar la idea que se enunciaba en la introducción. En textos expositivos breves es frecuente que no haya conclusión. 

Ejemplo:


  Actividades  21 - 24

Rasgos lingüísticos:

Acabamos de ver que los rasgos fundamentales son precisión, objetividad, claridad y orden. Estas características se concretan en una serie de elementos lingüísticos:

Código y formato:

  1. Uso opcional de un código visual o un código mixto (verbal y visual, a la vez), con el fin de facilitar la comprensión del mensaje: gráficos, tablas, mapas, etc.
  2. División en párrafos, apartados y subapartados, notas a pie de página, cuadros con información aclaratoria, etc.
  3. Se utilizan marcas gráficas como números, asteriscos o guiones para diferenciar o secuenciar la serie de pasos, comillas, subrayados, cursivas, etc.

Ordenación:

Se distribuyen los pasos en un orden cronológico, orden de importancia o, simplemente, en un orden enumerativo, lo cual se manifiesta, además de en el formato, en los marcadores y conectores:

Rasgos morfosintácticos:

  1. Precisión léxica:
    Tecnicismos: llave de paso, pilar, columna, residuo orgánico,...
  2. Verbos:
    En 3ª persona (singular y plural) del indicativo: pela las patatas, casa los dos extremos,…

  3. Construcciones impersonales: se atornilla, se bate, se juntan las dos partes,….
  4. Oraciones breves.

Otros tipos de texto que pueden intervenir:

Es frecuente que se incluyan secuencias descriptivas y explicativas, para clatrificar algunos aspectos.

ACTIVIDAD 28  Y  (t) COMPENDIO TEXTUAL E ÍNDICE
Actividades  29 - 37  y   (t) pOKEMON GO ( 2ª parte)
Aula ZF                            CONTACTA:  Isabel Yagüe  Licencia de Creative Commons
Valid CSSValid html 4.01Valid WAI 1.0 AAA