Aula Z: El textoEl texto

EL TEXTO Y SUS PROPIEDADES

el TEXTO

¿QUÉ ES?















subir

El texto es una unidad total de comunicación –oral o escrita- emitida por un hablante en unas circunstancias determinadas y como tal reúne tres características:

  1. Obedece a una intención precisa por parte del emisor: ofrecer información, convencer, mover a la acción…
  2. Se produce en una situación que viene definida por un entorno físico concreto y unas determinadas relaciones sociales entre el emisor y el receptor al que el texto se destina.
  3. Provoca determinados efectos en el receptor: modifica sus creencias, aumenta su información, impulsa la realización de acciones...

Lógicamente, los textos tienen una extensión variable. Una sola palabra como ¡Fuego! es un texto, puesto que es un mensaje completo mediante el cual el hablante pretende informar y mover a la acción a los receptores de ese mensaje. Y también son textos un cuento, una novela extensa o una conversación telefónica en la que los interIocutores se alternan en los papeles de emisor y de receptor.

CONTEXTO VERBAL

 




































subir

Además de ser la unidad superior de comunicación, el texto es también una unidad lingüística, puesto que en general los enunciados que componen un texto solamente adquieren significación plena en relación con los demás enunciados de ese texto, de tal manera que a lo largo del texto se va creando un contexto verbal, formado generalmente por lo dicho hasta ese momento. Y ese contexto verbal es imprescindible para comprender muchos enunciados. Observemos el siguiente enunciado:

Pero al final tuvo que llamarla para anular la cita porque en el taller le dijeron que tardarían aún una hora en acabar de repararlo.

Si lo leemos aislado, este enunciado es escasamente comprensible porque contiene diversas referencias que no podemos interpretar mientras desconozcamos el contexto verbal en que el enunciado se inserta. Entre estas referencias tenemos las siguientes:

  • Pero:Indica contraposición a algo que desconocemos.
  • al final:Expresa cierre de un proceso cuyo principio desconocemos.
  • llamarla:la se refiere a una persona cuya identidad ignoramos.
  • la cita:El artículo la indica que se trata de una cita de la cual se ha hablado ya.
  • le dijeron:Le se refiere también a una persona desconocida.
  • repararlo:Lo se refiere a un objeto también desconocido, probablemente un coche, pero pudiera ser cualquier otro objeto como, por ejemplo, un teléfono o un televisor,

Observemos ese mismo enunciado dentro del texto al que pertenece:

Juan fue a recoger su coche después de trabajar. Había prometido pasar a recoger a María para ir al cine. Pero al final tuvo que llamarla para anular la cita porque en el taller le dijeron que tardarían aún una hora en acabar de repararlo.

Como puede verse en este caso, los dos primeros enunciados han creado el contexto verbal suficiente para que el tercer enunciado sea comprensible. De ese contexto verbal podemos obtener la siguiente información:

  • Pero: Se contrapone a la promesa que Juan había hecho a María.
  • al final: Está en correlación con la promesa efectuada y con el hecho de ir a recoger el coche.
  • llamarla:La se refiere a María.
  • la cita:Se refiere al encuentro acordado entre María y Juan.
  • le dijeron:Le representa a Juan.
  • repararlo:Lo representa al coche.

TEXTO Y ENUNCIADO. DIFERENCIAS














subir

Por tanto, un texto tiene las siguientes características que lo distinguen de un fragmento o de los simples conjuntos de enunciados:

  1. El texto es un mensaje que se presenta como completo, y ello a pesar de que pueda ser ampliado. Así, en el ejemplo (B) tenemos un texto completo, aunque podríamos ampliarlo diciendo que el coche que compró Pedro sufrió una avería y finalmente Pedro no pudo realizar su viaje por Europa.
  2. El texto es un universo lingüístico cerrado en eI sentido de que todos y cada uno de los enunciados que lo componen adquieren significación en el propio texto y no dependen, por tanto, de otros enunciados ausentes de él.
  3. El texto tiene unidad temática, de modo que sus diferentes enunciados están al servicio de un tema común. Esta unidad temática dota de coherencia al texto.
  4. El texto muestra una cohesión interna derivada de la interrelación entre los enunciados que lo componen. Esta interrelación o interdependencia hace que cada enunciado de un texto se perciba como partede un todo único.




PÁRRAFO






ORACIÓN



















subir

PARTES DE UN TEXTO

Cuando un texto es muy amplio se divide en partes o capítulos. Éstos, a su vez, se pueden fragmentar en apartados y en párrafos.

El párrafo, unidad parcial del texto.

Los párrafos son las partes o ideas parciales de que se compone cada texto. Son unidades del texto que contienen una idea completa, aunque parcial. El comienzo del párrafo se indica por el sangrado de la línea; el final por el punto y aparte. En el lenguaje oral se separan los párrafos mediante pausas prolongadas.

La oración, unidad menor del texto.

Los párrafos, a su vez, se componen de unidades menores de sentido, que son las oraciones o enunciados. Un texto coherente y correctamente construido no es una simple suma de enunciados. De hecho, los enunciados no se presentan en el texto de la misma manera que podrían presentarse aislados, sino que experimentan determinadas variaciones. Veamos un ejemplo:

Enunciado l: Los días laborables, Ana dedica toda la tarde a estudiar.
Enunciado 2: Los días festivos, Ana se va de excursión a la sierra.
Texto: Los días laborables, Ana dedica toda la tarde a estudiar. En cambio, los días festivos se va de excursión a la sierra

En este ejemplo podemos observar que el enunciado l ha permanecido invariable en el texto. Por el contrario, el enunciado 2 ha experimentado dos variaciones:

  • Se ha introducido la expresión en cambio para contraponer la actividad de Ana en los días festivos a la que desarrolla ella misma en los días laborables.
  • Se ha suprimido el sujeto Ana debido a que ya estaba explícito en la oración anterior.

CONTEXTO Y ENUNCIADO







subir

A medida que el texto avanza, el contexto verbal que se va creando condiciona la forma de los enunciados que componen el texto y a veces también de significado. Por eso, podemos afirmar que los textos son el marco en el que cada enunciado se relaciona con otros enunciados.

Esas relaciones son las que dan significación plena a los enunciados, a la vez que dotan de coherencia y cohesión al propio texto y a las cuales hay que sumar una tercera, la adecuación. En suma, tres cualidades imprescindibles o propiedades textuales para la corrección del texto. 

PROPIEDADES TEXTUALES



























subir

LA ADECUACIÓN

La adecuación es la propiedad textual que se refiere a la adaptación del texto a la situación comunicativa.

Viene dada por la relación existente entre el emisor y el receptor, la situación comunicativa en la que se produce el texto y la finalidad del mensaje.

Se percibe en estos aspectos:

  1. La intención comunicativa: Es la finalidad que pretendemos con un texto o una comunicación: informar, ordenar, instruir, convencer, entretener... Desde esta perspectiva los textos se clasifican en informativos, prescriptivos, argumentativos, expositivos, informativos,
    lúdico-estéticos… El emisor del mensaje debe adaptarse a la intención con la que escribe el texto.
  2. El canal o soporte: Es el medio que empleamos para transmitir la información. Los dos medios básicos de expresión lingüística son: el medio oral y el medio escrito. En cada uno de ellos pueden aparecer distintas modalidades.
  3. El enfoque del tema: Es el tratamiento que le queremos dar a la información que transmitimos: general, específico, divulgativo, técnico...
  4. El grado de familiaridad: Es la relación que mantenemos con los destinatarios de
    nuestras comunicaciones. Esta relación se manifiesta en los tratamientos, las formas de cortesías y el registro empleado.


LA COHERENCIA

La coherencia es la propiedad del texto que hace que éste se interprete como una unidad de información en la que todos los elementos se relacionan entre sí para formar el significado global. Para que los elementos que forman un texto estén cohesionados deben estar unidos por marcas que manifiesten la conexión de las ideas.

En la coherencia destacan tres aspectos:


CANTIDAD Y CALIDAD














subir

1. Selección de información

La selección de la información atañe principalmente a:

  • La cantidad de información: exceso (repeticiones, redundancias) y defecto.
  1. Los contenidos implícitos: conocimientos que todos compartimos que no es necesario explicitar. Ejemplo: en Juan se ha divorciado, presuponemos que estaba casado.
  2. Los conocimientos culturales que se presuponen compartidos entre emisor y receptor. Cuantos más conocimientos compartan los interlocutores, más sencillo resulta el texto porque hay más información común que no hay que explicitar.
  3. Los conocimientos lingüísticos (la competencia) y los que forman parte del contexto lingüístico (la adecuación)
  • La calidad de la información: ideas claras, bien expuestas y bien ejemplificadas.







subir

2. Tema

El tema es la idea central de un texto, el cual puede apreciarse externamente en:

  1. Los elementos del texto (párrafos, epígrafes, capítulos, etc.) se relacionan porque tratan sobre aspectos diversos del tema.
  2. Se puede manifestar externamente en los títulos (de la obra, capítulos, partes,..)






subir

3. Estructura

La estructuración de los contenidos u organización de la información a través de la que se manifiesta  el tema.

  1. Debe ser progresiva y seguir un esquema previo para evitar los defectos característicos de la falta de orden (repetición y mezcla de ideas)
  2. Varía en función del texto.

LAS CUATRO REGLAS DE LA COHERENCIA









subir

Resumiendo, un texto para ser coherente debe seguir estas cuatro reglas:

Regla de repetición.: Es necesario que los enunciados se encadenen siguiendo un tema o temas comunes que se van retomando a lo largo del texto.

Regla de la progresión: El texto se debe desarrollar con una aportación constante de nueva información.

Regla de no contradicción: Los enunciados no pueden contradecir los contenidos establecidos anteriormente (ni implícita, ni explícitamente).

Regla de relación:  Los temas o hechos a los que se refiere el texto tengan relación con el mundo que plantea.


LA COHESIÓN

Viene dada por las relaciones entre los enunciados del texto, las cuales son de tres tipos: gramaticales, 


1. Relaciones gramaticales

ELIPSIS












subir

La elipsis o supresión de algún elemento léxico del enunciado. Esta supresión se realiza frecuentemente en dos circunstancias:

  • Cuando un elemento léxico ha aparecido antes en el texto y es fácilmente identificable. Éste es el caso, por ejemplo, de la omisión del sujeto en una oración cuando en ella se sigue hablando del mismo sujeto de las oraciones anteriores. Ejemplo:
Carlos tiene l8 años. Desde que (Carlos) era pequeño, asiste a clases de ballet y actualmente es un magnífico bailarín.

  • Cuando un elemento léxico está suficientemente aclarado por el contexto verbal, aun cuando no haya aparecido explícito en otras oraciones anteriores. Ejemplo:
Carlos va a clases de ballet. Yo también (voy)

ANÁFORA














































subir

La anáfora es el fenómeno por el que una palabra remite a una parte anterior del discurso, a la cual representa. Ejemplo: 

María y Luisa comparten un piso. Ellas lo alquilaron hace medio año.

En la segunda oración tenemos dos anáforas:

  • Ellas remite y representa al grupo María y Luisa de la primera oración.
  • Lo remite y representa a un piso.

Las palabras anafóricas son elementos gramaticales sin significado propio. Su significado es contextual viene dado precisamente por el elemento léxico al que representan.

Veamos otro ejemplo:

Mi coche no funciona. Mañana lo llevaré al taller.

En este otro caso, lo significa mi coche (en el ejemplo anterior, lo significa un piso). La misma palabra ha asumido significados distintos según el elemento léxico al que se refiere.

El término anafórico y la parte del discurso a la que ese término representa pueden estar en la misma oración o en oraciones distintas. Ejemplos:

La casa de la cual te hablé ayer está en esa bocacalle.
Carlos y Nuria son primos. Él trabaja de camarero y ella estudia Medicina.

Las palabras que con mayor frecuencia funcionan como términos anafóricos son las siguientes:

  • La mayor parte de los pronombres personales. Ejemplo:
El gato y las ratas compiten por sobrevivir. Él sin darles tregua y ellas manteniéndolo al acecho.

  •  Algunos pronombres demostrativos y posesivos. Ejemplo:
Juan ha dicho que no vendrá a la fiesta. Eso quiere decir que todavía está enfadado.


  • Los pronombres relativos. Ejemplo:
Te voy a presentar a mi amigo de Jaén, del cual ya te he hablado.


  • Determinados adverbios. Ejemplo:
Antonio veranea siempre en Almería. Allí tiene una pequeña casita junto al mar.


CATÁFORA












subir

La catáfora es la relación que se da entre un elemento y otro que aparece después en el texto. Se introduce con:

  • Un signo de puntuación (una coma, dos puntos)
  • Las mismas categorías gramaticales que en el caso de la anáfora.
  • Expresiones del tipo: lo que sigue a continuación, veamos un ejemplo..., etc.

Ejemplo:

Hay otros factores que condicionan el interés: por ejemplo, la proximidad de las noticias.

   Habían nombrado una fonda y recordé que ésa era mi primera necesidad,hospedarme en alguna parte.

Otros y ésa anticipan el referente, que aparece después.

DEIXIS














subir

La deixis es un mecanismo por el cual el texto se refiere a elementos de la situación extralingüística.

Los deícticos sitúan el tema del que se habla en el tiempo y en el espacio. En el centro del discurso se sitúa el emisor, que es el punto de referencia de personas, tiempos y lugares, los cuales se articulan a partir de yo, aquí y ahora.

Son deícticos:

  • Pronombres personales.
  • Adjetivos y pronombres demostrativos y posesivos.
  • Adverbios, locuciones adverbiales y sintagma adverbiales de tiempo y lugar.

Ejemplo:

-Esta mañana no he salido a dar mi paseo habitual por el parque, ¿lo has dado ?
    -No, por que ella no me ha dejado salir de aquí.

VERBOS

El tiempo y el modo de los verbos cohesionan también el texto al establecer la cronología de los sucesos:

CONCORDANCIA































subir

Concuerdan en género y número (masc., fem., sing., plur.):

  • Determinantes y nombre: el pan, la rosa, los capazos, las estaciones
  • Nombre y adjetivo (CN):   niño pequeño, niña rubia
  • Nombre y aposición (CN): El rey Alfonso
  • Complemento predicativo (adj. o sust.) con el sujeto o con el  CD:
El alumno respondió nervioso       La alumna respondió nerviosa
Eligieron a Juan delegado            Eligieron a Rosa delegada
  • El sujeto y el atributo de una Or. Copulativa: El pan es bueno.  Las ciruelas son buenas
  • Los pronombres relativos y sus antecedentes:
    • EL/LA/LOS/LAS cual/es:
            Ésta es la persona con la cual debes hablar
            Éste es el hombre con el cual debes hablar
  • EL/LA/LOS/LAS que:
 Recuerdo el libro en el que leí eso        Recuerdo la hoja en la que leí eso.
  • El adjetivo relativo CUYO/A/OS/AS y el nombre al que determina:
Los alumnos, cuyos padres no vendrán, deben traer...
Los alumnos, cuyas madres no vendrán, ...


Concuerdan en persona y número:  el sujeto y el verbo de cualquier oración:

                María compra peras      Los señores contaban su dinero            Los niños son feos.

Concuerdan sólo en número: aquellas palabras que sólo tienen morfema de número:

  • Pronombres relativos: QUIEN/ES, CUAL/ES
  • Algunos indefinidos: BASTANTE/S,QUIENQUIERA/QUIENESQUIERA


2. Relaciones léxicas























subir

Las relaciones léxicas entre enunciados del mismo texto se manifiestan especialmente mediante el fenómeno de la sustitución de un elemento léxico por otro equivalente. Ej.:
Ayer encontramos un perro abandonado. El pobre animal estaba muy asustado.
  En la segunda oración, el pobre animal sustituye a un perro.

La sustitución de un término por otro equivalente se produce sobre todo en dos circunstancias:

  1. Cuando entre los dos elementos léxicos (el que sustituye y el sustituido) existe alguna relación de contigüidad, como puede ser la que se da entre el todo y sus partes, o de semejanza. Ejemplos:El pastor vendió diez reses. Por cada cabeza obtuvo 50.000 pesetas.
  2. Cuando entre los dos elementos léxicos (el que sustituye y el sustituido) existe alguna relación de significado. Ejemplo: Alberto está acabando un libro. En cuanto lo termine, nos llamará

Las relaciones de significado entre términos pueden ser de tres clases:

  • Sinonimia.
  • Hiperonimia. Ejemplo:  Fernando es criador de canarios. Los pájaros le conocen y se atreven a comer en su mano.
  • Hiponimia. Ejemplo: Los vehículos estaban atrapados en el atasco. Ningún coche podía avanzar ni un solo metro.


3. Relaciones semánticas










CONECTORES














ORGANIZADORES





OPERADORES

subir

Los textos son, ante todo, unidades de significado. Los enunciados y las partes que componen un texto que componen un texto deben estar relacionados por el significado, de manera que se presenten como elementos al servicio de un tema común. Este hecho es el que permite hablar de unidad temática como propiedad esencial de textos.

Los enunciados de un texto se articulan entre ellos para expresar relaciones semánticas de adición, contraposición, sucesión temporal, finalidad, consecuencia... Estas relaciones se manifiestan habitualmente en el uso de:

  • Los conectores son elementos de enlace que explicitan las relaciones entre las ideas. Con mucha frecuencia, los conectores se comportan como enlaces entre dos oraciones. Ejemplo:

Dicen que se van a templar algo las temperaturas. No obstante, seguirá haciendo frío.

La función de conector es típica de las conjunciones (y, ni, o, pero,..) y de locuciones conjuntivas (no obstante, sin embargo, por consiguiente...); pero también pueden funcionar como conectores algunos adverbios (primero, luego, finalmente, entonces, así...) y algunas expresiones (en primer lugar, acto seguido, como consecuencia de esto, en conclusión...).

Los conectores pueden clasificarse según la idea que expresan y, por tanto, según la relación que establecen


  • Los organizadores delimitan unidades textuales, indicando su inicio o su término, y establecen una estructuración de todo el texto o de una parte del mismo.

  • Los operadores preceden a una unidad textual, y sólo se refieren a ella, indicando al destinatario cómo debe interpretar dicha unidad. 

ANEXO: TABLAS DE CONECTORES, ORGANIZADORES Y OPERADORES




OPERADORES

La voz del responsable del enunciado


Según los responsables de la NASA, existen posibilidades de que haya vida en el satélite Europa.

La perspectiva

bajo la cual debe interpretarse el enunciado

desde el punto de vista de, según, teniendo en cuenta la opinión de, etc.

Desde el punto de vista de la ciencia, esto es indefendible.

El marco espacial o temporal en que la información se da como verdadera


En las provincias del norte, las mercancías empezaban a escasear.

El tema del enunciado

con respecto a, en relación con, acerca de, por lo que respecta a, por lo que se refiere a,.etc


Ejemplificaciones

por ejemplo, como por ejemplo, es el caso de, como en el caso de.., pongamos por caso.., como muestra.., así.., etc.


Resúmenes

brevemente, en poca palabras, resumiendo, sintetizando, en resumen, en resumidas cuentas,...


Conclusiones

así, así pues, finalmente, en definitiva, por tanto, se puede concluir que.., etc.


Aclaraciones

es decir, en otros términos, mejor dicho, esto es, etc.


Continuaciones

como veníamos diciendo, volviendo a la cuestión,..











CONECTORES

Tiempo

Adverbios de tiempo : apenas, luego, cuando, después, mientras, antes, después, entonces, inmediatamente,

Locuciones conjuntivas: al par que, a la vez que, a medida que, conforme que, en cuanto, en tanto que, entretanto, entre tanto que, mientras tanto, mientras que, así que, siempre que, según, a menos que, a no ser que, apenas.....cuando, a poco de, poco después de (que), después de, después de (que). antes (después) que, antes de que, tan pronto como,

Otros elementos que no son conectores:

Complementos circunstanciales de tiempo: más tarde, a continuación, en el instante, al mismo tiempo, etc.

Subordinadas Adverbiales de Tiempo

    Espacio

Adverbios relativos: adonde, donde; de lugar: aquí, allá, dentro, fuera, arriba, abajo, delante, detrás en medio,

Otros elementos que no son conectores:

Complementos circunstanciales de lugar: hasta aquí, en el punto anterior, al principio, hasta el final, en el centro, en el interior, en el exterior,

Subordinadas adverbiales de lugar.

    Condición

Conjunciones y locuciones conjuntivas: si, a condición de (que), con la condición que, a menos que, a no ser que, en (el) caso de (que), caso de que, con tal de (que), con tal que, como si, siempre que, siempre y cuando, etc.

    Finalidad

Preposiciones: para,

Locuciones conjuntivas: para que, a que, a fin de (que), con el fin de que, con el propósito (objeto) de (que), etc.

    Causa

Conjunciones y locuciones conjuntivas: a fuerza de, porque, como quiera que, dado que, como que, en vista de (que), a causa de (que), ...es la causa de..., debido a..., pues, puesto que, ya que, etc.

    Consecuencia

Locuciones conjuntivas: por ello, por eso, por esto, a consecuencia de, en consecuencia, por consiguiente, así pues, luego, por tanto, por lo tanto,

    Oposición o contraste

Conjunciones y locuciones conjuntivas: pero, sin embargo, contrariamente, de lo contrario, al contrario, por el contrario, no obstante, aunque, a pesar de (que), en cambio, con todo, y eso que, ahora bien, más bien, antes bien, de todas maneras (formas), lo cual no obsta para que, etc.

    Para expresar dificultad

Locuciones conjuntivas: a pesar de (que), aunque, si bien, así que, así pues, luego, por consiguiente, aun cuando, etc.

    Adición

Adverbios: también, además,

Conjunciones y locuciones: más aún, incluso, asimismo, es más, de igual modo, de la misma manera, igualmente, etc.





ORGANIZADORES

    Delimitar una unidad textual indicando su inicio o apertura

Para empezar...; Bueno...; Bien...; Veamos...

    Delimitar una unidad textual indicando su cierre o clausura

Por último..; para terminar.., finalmente..

    Agrupar los contenidos de una unidad en partes y presentarlos de forma ordenada.

en primer lugar......en segundo.... finalmente, por último;

en primer lugar......y en segundo

primeramente....luego (después)

por un lado (una parte)......por otro (otra)

de entrada, para empezar....en segundo lugar, después

desde el punto de vista de..; por lo que respecta a...; en cuanto a ...; con respecto..






UN EJEMPLO:

En cuanto a la novela, se trata de un género muy poco cultivado durante este período.  Destacan, no obstante, algunos títulos que ofrecen indudable interés. En primer lugar, el Fray Gerundio del Padre Isla; en segundo lugar, las novelas sentimentales de fin de siglo; por último, las traducciones y adaptaciones de obras extranjeras, principalmente francesas.


  • En cuanto a es un operador discursivo que presenta el tema de la secuencia.
  • No obstante es un conector que expresa una relación de contraste entre la idea expresada en la primera oración y la de la segunda.
  •   En primer lugar ... ; en segundo ... ; por último... son organizadores textuales de toda la secuencia enumerativa: ordenan sus partes y expresan el cierre.



CLASIFICACIÓN DE TEXTOS

Un texto tiene unas características particulares, que lo diferenciarán de otros parecidos; sin embargo, al comparar diversos textos, se observan ciertas regularidades -pautas- que permiten agruparlos, esto es, clasificarlos en unos tipos generales de textos.

Los textos pueden clasificarse desde puntos de vista muy diversos, y en cualquier caso, nunca se trata de clasificaciones cerradas y bien definidas. A continuación, te proporcionamos un resumen clasificatorio, que en los próximos epígrafes desarrollaremos.



CRITERIO

TIPO DE TEXTO

Según la situación

  • Informales: se dan en una situación en la que emisor y receptor se conocen; utilizan, por ello, un registro informal en el que predomina la familiaridad (tuteo, léxico de confianza, frases incompletas, tono exaltado…). Ej.: una conversación entre dos amigos.

  • Formales: emisor y receptor no están en el mismo nivel (léxico más cuidado, tratamiento de usted y fórmulas de cortesía, tono moderado…). Ej.: una instancia.
Según el canal


  • Orales: se transmiten de viva voz; son más espontáneos y expresivos que los escritos y se apoyan en la entonación y en los gestos y en la situación compartida entre emisor y receptor; por ello suelen ser menos explícitos. Ej.: una conversación, un debate.

  • Escritos: se transmiten transcritos bien en papel o en formato electrónico. Son menos espontáneos, más elaborados y explícitos. Ej.: una carta, una noticia, un ensayo.

Según su intención comunicativa
  • Informativos: pretenden facilitar nuevos conocimientos: una noticia, una definición…

  • Persuasivos: inducen con argumentos a creer o a hacer algo: anuncios publicitarios, discursos de los políticos…

  • Prescriptivos: buscan guiar la acción del receptor: manual de instrucciones, recetas de cocina…

  • Literarios: crean un mundo de ficción insistiendo en la belleza del mensaje. Pueden ser a su vez narrativos, líricos y dramáticos: una novela, una poesía, una obra de teatro.

Según su forma (=modos de discurso)
  • Narrativos: cuentan hechos reales o ficticios sucedidos a unos personajes en un tiempo y en un espacio: un cuento, una noticia.

  • Descriptivos: muestran los rasgos que caracterizan a seres, objetos, lugares…

  • Dialogados: muestran un intercambio de información con otro u otros interlocutores: una entrevista, un cómic.

  • Expositivos: explican hechos, conceptos o fenómenos de forma clara y ordenada. En ellos predomina la función representativa del lenguaje.

  • Argumentativos: defienden razonadamente una opinión. En ellos predomina la función apelativa del lenguaje.

Según el ámbito
con el que se relacionan

  • Periodísticos: son los generados por los medios de comunicación social a través de la prensa, la radio, la televisión e Internet. Su finalidad es informar de forma rápida sobre los hechos de actualidad, formar y entretener.

  • Científicos: textos que tratan sobre las diversas ciencias (biología, medicina, geología…). Son textos escritos en un registro formal con corrección, precisión terminológica y claridad expositiva. En ellos predomina la objetividad y, por tanto, la función representativa del lenguaje. Destacan por el uso de tecnicismos.

  • Humanísticos (ensayísticos): tratan sobre temas relacionados con las humanidades y las ciencias sociales (filosofía, filología, historia, sociología…). Los modos de discurso más importantes en estos textos son la exposición y la argumentación. Utilizan un lenguaje culto, adecuado a los temas tratados con predominio de sustantivos abstractos. Destaca en ellos la función representativa, pero también están presentes la expresiva, la poética y la apelativa. Entre los textos humanísticos destaca como género peculiar el ensayo.

  • Publicitarios: son textos fuertemente connotativos en los que se pretende convencer al receptor de que consuma un determinado producto de forma breve, atractiva y extraña. Por eso, predomina la función apelativa o conativa, pero también están presentes las funciones representativa y poética (se usan, por ejemplo, muchas figuras retóricas propias del lenguaje literario). Están diseñados pensando en un receptor o público determinado y combinan códigos verbales y no verbales (imágenes, música, sonidos, movimientos de cámara) con la finalidad de sugerir al público unos valores con los que se identifique. A veces pueden usar un registro coloquial.

  • Jurídicos-administrativos (leyes, decretos, sentencias, instancias, certificados…) son textos de carácter preceptivo relacionados con el Derecho y con la Administración. Por eso predomina en ellos la función apelativa o conativa. Su finalidad es regular la vida social. Aunque deberían ser precisos claros y objetivos, a veces presentan un estilo alejado de la lengua común, debido al uso de arcaísmos y al uso de formulismo y cliclés.

  • Literarios: en los textos literarios (narrativos, líricos, dramáticos) predomina la función poética, pues la lengua se usa con voluntad artística. Se usa un lenguaje “desviado” que altera los usos habituales de los diferentes niveles fónico, morfosintáctico y léxico-semántico a través de las llamadas figuras retóricas y en algunos casos de la utilización del verso. Utilizan un lenguaje abierto a la evocación y a la sugerencia, es decir, fuertemente connotativo y subjetivo.
Fuente de cuadro: https://fuenlengua.wikispaces.com/




Aula Z
Isabel Yagüe  Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 España License
Valid CSSValid html 4.01Valid WAI 1.0 AAA
Desde enero de 2010:  1.000.000 +Contador de visitas Free counter and web stats